sábado, 5 de julio de 2008

CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Aquí les dejo parte de lo que fue el objetivo de abrir este blog, el argumento de tan genial obra: Cien Años de Soledad; espero posteriormente hacer un resumen, que no está nada sencillo, pero sí muy entretenido y divertido.


Argumento:
Esta magnífica obra trata sobre toda la genealogía de los Buendía, que estuvo condenada a vivir Cien Años de Soledad. José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, pudieron descansar en paz cuando nació la primera criatura, mientras atravesaban la Ciénaga, con todas sus partes humanas; pues cabe mencionar la superstición de que naciera con cola de cerdo, por ser José Arcadio Buendía y Úrsula Igurán, primos. Éstos, son los procreadores de José Arcadio, el hijo mayor; Aureliano, que más tarde será Coronel; y Amaranta (quien se acostará con uno de sus sobrinos), la menor. De los Arcadios y los Aurelianos, y Amaranta Úrsula (la que procreará al último de los Buendía) nacerán cuatro generaciones que, de manera cíclica como la historia, se irán relacionando y procreando entre ellos mismos, salvo excepciones.
José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, acompañados por sus amigos y las mujeres y niños de éstos, cruzan la sierra en camino contrario a Riohacha y en un lugar desierto encallado en el Caribe, al no poder encontrar salida al mar, fundan el pueblo de Macondo; pueblo que es testigo de la felicidad, la tristeza, la fortuna y de la desdicha en donde dignamente, durante mas de cien años, vivieron los Buendía.
José Arcadio Buendía se asombra por los inventos de los Gitanos, y se trastorna con la magia y las invenciones que Melquíades lleva a Macondo cada año (el gitano que escribirá en pergaminos las profecías de los Buendía, que hasta que cumplan un siglo podrán se descifrados). La obsesión de José Arcadio Buendía por las empresas más inimaginables, como la de hacer una guerra solar con la enorme lupa de Melquiades, o la de extraer el oro de la tierra con dos lingotes imantados, y su afectuosa relación con él, son las constantes que marcarán y confirmarán su destino y el de toda su familia. Las relaciones de pasión, amor, odio más fuertes y destructivas se darán en el transcurrir de cuatro generaciones impregnadas por la superstición, el miedo, la religión, la soledad, la inocencia y la solidaridad.
Los nombres se van repitiendo a lo largo de toda la obra como los lazos carnales entre los primos (José Arcadio Buendía con Úrsula Iguarán), las tías (Amaranta Buendía con Aureliano José Buendía; Amaranta Úrsula Buendía con Aureliano Babilonia Buendía), y Arcadio (hijo de José Arcadio y Pilar Ternera) que intenta acostarse con ésta última, su madre.
Por la vía de los Buendía conocemos la historia de Macondo (su fundación, evolución, cúspide y decadencia), del Caribe y de América. La devastación de la tierra por la Compañía Bananera, las guerras civiles, la creación de los sindicatos.
Los Aurelianos tienen un dejo de Soledad, mientras los Arcadios son parranderos, obsesivos, y locos (fundando las empresas más disparatadas). De estas historias personales se construye la gran historia familiar, nacen y viven en esta obra los seres más extraños, mágicos y desolados que el mundo allá antes visto.
“Porque las estirpes condenadas a Cien Años de Soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra.”